Blog Favorito del Año

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified






Seguidores

viernes, 9 de marzo de 2007

TELEVISION - PASADO Y FUTURO

Aquel “mono desnudo“ que se aventuró a bajar del árbol, fue el primer espectador, a nivel de cancha, en primera fila - o como quien dice, en función de estreno -, de las maravillas de la naturaleza que lo rodeaban; y una vez que logró que sus congéneres imitaran su actitud y bajaran del árbol, este primer comunicólogo dio “un paso pequeño para el hombre, pero inmenso para la humanidad“. En torno a la luz de una fogata reunió a sus congéneres tribales para compartir con ellos su experiencia personal, iniciando la evolución del primate a homo sapiens, y de la sociedad tribal hacia la sociedad de la información…

Alrededor de la luz de esta fogata, nació la primera imagen lejana o tele-visión: esa mágica llama que logró unir a los hombres y a sus familias contando historias distantes, alabando héroes, compartiendo miedos comunes… allí alrededor de la fogata nació la noción de SER HUMANO, y allí también imploramos por primera vez a la imagen terrenal que representaba a Quetzalcoatl - Jesucristo –Siddharta – Bochica – Odìn - Afrit – Shiva – Zeuz – Ra, su intervención milagrosa y divina para cuidarnos y protegernos de todo lo que temíamos (y tememos) o escapaba (y sigue escapando) a nuestra comprensión, experimentación y aplicación del método científico para comprender los misteriosos fenómenos de la Matria Universal, nuestra implacable, caprichosa y vengativa madre naturaleza…

Las pinturas – papiros – códices - monolitos, eternizaron la llama de esa imagen lejana o tele-visión, dando a nuestros ancestros el orgullo de crear una de las culturas más destacadas de la antigüedad: un legado cuya riqueza es invaluable y pertenece a toda la humanidad. Esta riqueza es vínculo y base de nuestra identidad cultural: es nuestra obligación mantenerla viva y presente, estudiarla, preservarla y sobre todo comprenderla en toda su diversidad y pluralidad.
Pero regresando a la imagen lejana o tele-visión, en la historia del hombre llegaría el tiempo de los juglares, de los primeros comunicólogos masivos, quienes llevaron esas imágenes muy lejos, a otros pueblos, otros reinos y otros continentes culturales, que permitió que a través de la palabra impresa se transmitiera la imagen de costumbres que desgraciadamente no alcanzaron (y quizás aún no alcanzamos) a entender en toda su profundidad y trascendencia.

Más tarde, la tele-visión o imagen lejana fue impresa en palabras e idiomas que brotaron de la Torre de Babel... Los libros tuvieron y tienen la palabra, y los hombres encontramos en las imágenes impresas en letras, una primera forma de arte, de instrumento de comunicación, de artificio de la conquista cultural: La palabra impresa es así arte, arma, artificio, prospectiva y eternidad.

Un pueblo puede tener las armas más temibles del planeta, pero si no tiene escritores, lectores y tradición literaria, está predestinado al fracaso. Porque un pueblo sin memoria escrita está en peligro de repetir sus errores una y otra vez, y su presencia histórica es comparable a la de un barco que navega de noche, hacia la oscuridad y el olvido.

Parece contradictorio, pero hablando de televisión, hay que leer... la literatura, esa primera forma de comunicación masiva, ha demostrado su poderío: su permanencia es básica en todos los tiempos, y en la actualidad sigue siendo la máxima forma de llevar el universo de nuestra cultura planetaria, al mundo personal de quienes tienen la costumbre de leer, comprender y transmitir los miles de años que en la tradición escrita están esperando ser descubiertos y redescubiertos por los lectores que se agrupan alrededor de la llama incitante de esta fogata.

Sin embargo, conforme los seres humanos fuimos evolucionando, nuestra capacidad perceptiva también fue transformándose. En la pintura, la escultura y todas las artes escénicas, como el teatro y la danza, se acuñó la idea de que una imagen equivale a mil palabras, y a punto de alcanzarnos el siglo XX, la electricidad, el telégrafo, el fonógrafo, el teléfono, la fotografía y el cine permitieron llevar esas voces e imágenes a distancias sin límite y a públicos insólitos.

En el cine, transmitir esas imágenes instantáneas, a 24 cuadros por segundo, se convirtió en arte y escucharnos y vernos a distancia fue una necesidad y la familia se agrupo otra vez alrededor de la luz de una nueva fogata que ahora emanaba de esa pantalla de plata.España es orgullosamente, un país cinematográfico, y la historia del cine en nuestro país es un relato de luz y oscuridad, de lucha y pasión que hoy esta generando un nueva época del cine, en donde los jóvenes son los actores principales, al frente y detrás de las cámaras.


El siglo XX redujo las distancias geográficas y las fronteras de la percepción. El primer medio de comunicación masiva de alcance popular cambió la forma de interacción entre los seres humanos. La tecnología electrónica, los parámetros de la popularidad, la moda, los íconos del estrellato, la publicidad y los géneros comerciales, culturales y políticos asociados con la comunicación masiva, tuvieron en la radiodifusión su primer campo de experimentación.

Conforme avanzó la primera mitad del siglo XX, en cada casa se añadió un nuevo elemento familiar de vinculación: la radio; la mágica llama que unía a la familia en torno a un aparato de radio, hizo de nuevo su aparición en un formato que impactaba auditivamente al espectador, cuya pantalla visual se trasladó a los ámbitos de la mente, desarrollando la imaginación.

Así en cada casa hubo una radio y alrededor de su llama, la familia se volvió a reunir, y su influencia fue trascendental, no solo en el cambio de sus costumbres, sino en la semilla que germinó en nuevas formas de pensamiento. La primera muestra de la Fractura Tecnológica estuvo en la radio: cada segmento de la sociedad se vio identificada con un tipo de programa, de emisora, de estilo musical y de producto comercial.

La moda y la música se vieron impulsadas por esta explosión de identidades plurales; los medios masivos, los capitanes de las industrias mediáticas y los publicistas crearon estrategias particulares para llegar e impactar a los diferentes públicos pasivos, cautivos y potenciales que la radio logró exponer.

En España, la radio trascendió en la creación de una fuerte industria discográfica. Gracias a la radio, los primeros héroes populares de la música española comenzaron a invadir el mercado internacional, dándonos la oportunidad de trascender e internacionalizar nuestros productos musicales. También se generaron las primeras radionovelas, (la fusión del teatro, la literatura y la música significo la base de la futura telenovela).

A mitad del siglo de las luces nació la televisión: entonces la familia se volvió a reunir para experimentar vidas ajenas en la imagen de las personalidades que un actor televisivo convertía en una casta mitológica de iconos: héroes, antihéroes, sex simbols, “arbiter eleganciarums” y líderes de opinión; junto a ellos, los integrantes de una familia compartieron miedos, erigieron conciencias, vieron el rompimiento de esquemas… pero sobre todo soñaron juntos.

Finalmente la materia de los sueños es la imaginación, o como reza la epitome humanista de Shakespeare: “todo estamos hechos de polvo de estrellas …”, o como apuntó Einstein “si no lo puedo visualizar, entonces no lo puedo entender…“.

La televisión cambió todo, incluso la forma en que todo cambia; y cuatro décadas después, la globalización fracturó de nueva cuenta a la familia por la vía tecnológica: la tendencia multimediática de la generación. Y vio morir a los grandes monstruos del cine y la cultura pop vía satelital, teniendo como escenario las aldeas globales que surgieron a finales del siglo XX .
En la España de los 60, 70 y 80 las opciones televisivas giraban en torno a Televisión Española “de todos los españoles”. Además de la oferta de programas “familiares”, emitían las series que universalizaron el “american way of line“ protagonizadas tanto por perros, como caballos y por los héroes, superhéroes y anti-héroes masculinos, femeninos y más tarde, también transgéneros.

Esa oferta televisiva se desgastó a finales de los noventa, en parte por la llegada de más canales televisivos que competían entre sí en pos de nuevos públicos y mayor audiencia; la tendencia televisiva mundial degeneró en los “talk shows” (producto norteamericano, pero prácticamente adoptado por el televidente latino): género amarillista en donde las situaciones humanas e inhumanas tuvieron acción y reacción; evolucionando a finales de siglo XX en el género de proliferación más rápida: los reality shows, producciones televisivas basadas en situaciones básicamente sexuales: una feria de vanidades, ambiciones y deseos que se asomaban al salón del espectador. Los reality shows aún son transmitidos regularmente y además del placer voyerista, ofrecen al espectador compartir la ilusión adrenalínica de ganar premios millonarios y obtener así una fama por demás efímera. (Pero este tema ya lo explicaré otro día en otro post).

En la actualidad, los hijos de esta generación yuppie y metrosexual (young, urban, profesional people…), la generación Y (ahora convertida en generación milenio) pueden ver las imágenes a distancia de cientos de canales televisivos, con tan solo operar un control “universal”, accediendo así a un “universo” infinito de posibilidades televisivas.

En pleno tercer milenio, la tendencia televisiva se perfila en la creación de un nuevo género: la televisión-verité, la televisión del tercer milenio, la televisión personal e interactiva one on one, en donde cada quien tendrá su propio programa de televisión on line por la red donde podrá ser visto worldwide, o como dijera Andy Warhol, en el futuro cada quien tendrà la posibilidad de tener sus 15 minutos de fama“ (los 15 gigas de fama a que tendremos derecho los ciudadanos televidentes de la era cuando el destino nos supere).

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Hello. My wife and I bought our house about 6 months ago. It was a foreclosure and we were able to get a great deal on it. We also took advantage of the 8K tax credit so that definitely helped. We did an extensive remodeling job and now I want to refinance to cut the term to a 20 or 15 year loan. Does anyone know any good sites for mortgage information? Thanks!

Mike

Related Posts with Thumbnails